Descubra qué tiene de especial el
pino canario para resistir el fuego

El pino canario (Pinus canariensis) es un todoterreno. Como ya comentábamos en este artículo que le dedicamos, en el que hicimos una exposición general sobre sus características principales, ya destacamos que el pino canario resiste el fuego. Esta característica es representativa de esta especie, y es tan llamativa que hemos considerado necesario dedicarle un artículo propio.

Esta especie de conífera se adapta a todo tipo de orografías y de climas. Es por ello que podemos encontrarlo desde a nivel del mar como a más de 2000 metros de altitud. Es una especie endémica, es decir, que se encuentra exclusivamente en un punto muy concreto del planeta de manera natural –en la actualidad crece en diferentes partes del mundo, pero por medio de la acción humana-. El archipiélago canario es ese punto en el que se desarrolla, entre escarpados barrancos y erupciones volcánicas. ¿Cómo es posible que una especie se adapte tan bien a tales condiciones, y, especialmente, cómo es que el pino canario resiste el fuego?

El pino canario resiste el fuego: esto es lo más característico

Es bien conocida su capacidad para sobrevivir a las llamas. Se trata de la única conífera capaz de hacerlo; de hecho, es capaz de prácticamente rebrotar de sus cenizas. Un ejemplo muy claro de esta situación se ha dado en Gran Canaria. En el verano de 2007, esta isla sufrió un grave incendio que arrasó 18.000 hectáreas. Tras este terrible suceso, el pino canario consiguió reverdecer, ¡y lo hizo en sólo dos años! Cinco años después del incendio, el pinar ya lucía esplendoroso, como si nunca hubiera ardido.

el pino canario resiste el fuego
La evolución en menos de cinco años es notoria

Pero, ¿cómo consigue sobrevivir al fuego?

El hecho de que el pino canario resiste el fuego es una característica tan curiosa, que se ha estudiado en profundidad qué mecanismos le permiten sobrevivir a los incendios. Varias conclusiones se han sacado al respecto:

1-Corteza:

Presenta una corteza más gruesa de lo habitual, que llega a medir 8 centímetros. Con ella, está más protegido y su núcleo interno muchas veces no se ve afectado. Como consecuencia, el pino canario resiste el fuego sin demasiados problemas.

2-Piñones:

Son las semillas del pino. Estas se encuentran albergadas en las piñas, que se abren con el calor. En el caso de los incendios, los piñones salen disparados y, gracias a que presentan un apéndice alar, estos pueden ser dispersados a grandes distancias por el viento. Por lo tanto, en caso de que el fuego sea tan intenso que acabe con el árbol, estos piñones podrán brotar en otras zonas no afectadas por el incendio, por lo que la especie se protege de ser extinguida.

3-Células vivas:

Esta puede que sea la clave, la característica más relevante. Esta conífera es capaz de mantener células vivas en el interior de la madera. De esta forma, si no se ve afectada por el fuego, puede rebrotar sin problemas una vez que el incendio se ha extinguido. Se cree que este es el motivo principal por el que el pino canario resiste el fuego.

¿El fuego es perjudicial, o puede ser beneficioso?

el pino canario resiste el fuego
Evolución en apenas un año

Otro de los debates más extendidos acerca del pino canario es si el fuego le viene bien o mal. En principio, esto puede sonar a locura, pero hay argumentos que justifican la discrepancia. Por un lado, está su gran adaptación a las llamas.

Esto permite que el fuego ejerza una selección natural, al eliminar árboles enfermos, aquellos ejemplares peor adaptados al terreno o al fuego, y también favorece la germinación de nuevos pinos.

Sin embargo, aunque estén adaptados a la presencia del fuego, la periodicidad de estos eventos es la que marca su capacidad de reacción. El pino canario está acostumbrado a los fuegos esporádicos causados de manera natural: rayos, erupciones, etc.

La mano del ser humano amenaza
la supervivencia del pino canario…

A lo que no está acostumbrado el pino canario es a la mano del hombre: hoy en día, la mayoría de incendios están causados por humanos, ya sea de manera accidental o intencionada. Estos se producen año tras año, lo que dificulta la adecuada recuperación de estos ejemplares, por lo que, en estos casos, la presencia del fuego resulta perjudicial.

Esto es especialmente preocupante en el caso de los ejemplares jóvenes, que son los que están más desprotegidos frente a las llamas. Al no haber desarrollado una corteza lo suficientemente gruesa, todavía no están listos para afrontar la ferocidad de un incendio, por lo que estos nuevos especímenes que puedan germinar a partir de uno de estos incidentes estará desprotegido frente al siguiente, que probablemente llegará mucho antes de lo normal en condiciones naturales.

Como consecuencia, esta periodicidad de incendios está poniendo en riesgo la adaptación del pino canario. Además, los que sobreviven se ven tan mermados por esta periodicidad que su crecimiento se detiene, pues el coste energético que implica seguir creciendo, junto con el de recuperar las hojas, no es compatible.

el pino canario resiste el fuego

Este no es el único problema…

La influencia del ser humano no termina aquí. Al problema de los incendios se suma otra serie de actividades que están poniendo en riesgo la supervivencia del pino canario. La tala descontrolada o el propio cambio climático afectan de manera directa a la supervivencia de esta especie, motivo por el que las autoridades canarias han tenido que publicar normativas de conservación y repoblación. Por suerte, actualmente esta especie se encuentra muy bien preservada en parajes naturales como el de la Caldera de Taburiente (La Palma) y otros Parques Naturales del archipiélago.

Aquí concluye nuestro estudio sobre cómo el pino canario resiste el fuego. Es muy llamativo que un árbol pueda ser capaz de sentirse tan a gusto entre unas llamas que, incluso en algunos casos, le beneficien. Se trata de un endemismo, es decir, una especie muy particular de un paraje geográfico muy concreto –en este caso, las Islas Canarias-, lo que le confiere unas características fuera de lo común. A pesar de su enorme resistencia, el pino canario no es invulnerable, por lo que, entre todos, debemos protegerlo para conseguir que siga siendo uno de los símbolos de este archipiélago.

el pino canario resiste el fuego


Fotografías:

Imagen destacada e imágenes del texto: José Mesa (enlace a la licencia)