Con este texto podrá entender por qué el almirante
Horacio Nelson está ligado a la historia de Tenerife

No hace falta ser un amante de la Historia para conocer al almirante Horacio Nelson. Perteneciente a la armada británica, amplios fueron sus triunfos, aunque, como veremos, su carrera no estuvo exenta de fracasos militares. ¿Sabía usted que Nelson estuvo en Tenerife? ¿Y que, precisamente, fue aquí donde perdió su brazo? En StarExcursions no desatendemos el pasado de nuestra isla, y por ello le proponemos un viaje al pasado para descubrir las causas y consecuencias del ataque a Santa Cruz de Tenerife, que se perpetró en 1797.

Se trata de un análisis dividido en dos partes, que en su primera explicará las causas que provocaron que la corona británica quisiera invadir el archipiélago canario, dejando al almirante Horacio Nelson a cargo de dicha misión. Para comprender el contexto, nos trasladaremos a principios del siglo XVIII. En esa época, Francia y España eran dos monarquías gobernadas, en ambos casos, por la familia Borbón. En esos años habían firmado una serie de tratados, denominados Pactos de Familia, en los que se comprometían a unir fuerzas para combatir al enemigo común: Gran Bretaña.

Los Borbones no contaban con la Revolución Francesa…

almirante horacio nelson tenerife revolución francesa
Cuadro de Jean-Pierre Houël que representa la toma de la Bastilla, inicio de la Revolución Francesa.

 

Sin embargo, en 1789 tuvo lugar La Revolución Francesa, lo que acabó con la monarquía e instauró la república. El resto de coronas europeas se opuso, como era de esperar, a semejante decisión, y España no fue una excepción. A pesar de todo, la coalición monárquica perdió, tras lo que firmó la Paz de Basilea en 1795. Esta situación permitió que la alianza entre España y Francia se mantuviera. La corona británica seguía siendo el enemigo a batir.

El imperio británico se encontraba, por aquel entonces, en plena expansión, lo que suponía una amenaza para los dominios de España. Por tanto, en 1796 sucede lo inevitable: comienza una guerra entre España e Inglaterra, que se denominó la Guerra anglo-española (1796-1802), que es la que desencadenará la batalla que posteriormente trataremos en esta web. Por su parte, Francia mantuvo su apoyo a su aliado ibérico, pero no resultaba sencillo contener la expansión inglesa. Con estos antecedentes y las ansias expansionistas británicas, Canarias no tardó en entrar en juego.

Canarias era un enclave geoestratégico y todo
reino quería controlar este archipiélago

Como usted sabrá, este archipiélago es un punto geoestratégico de vital importancia en el Atlántico. Inglaterra quería poseerlo para expandir sus dominios más allá del continente europeo, y para ello realizó una serie de ataques a las islas, que le permitieran obtener un puerto franco en Canarias, con la idea de poco a poco poder conquistarla en su totalidad y que pasara a formar parte del imperio británico. Y aquí es donde, a su vez, entra en juego el almirante Horacio Nelson y Tenerife, a partir de entonces ligado para siempre a esta isla.

almirante horacio nelson tenerife retrato
Retrato de Horacio Nelson, a cargo de John Francis Rigaud.

El almirante Horacio Nelson fue el encargado de hacer efectiva esta idea. El militar lideró a la marina británica en su intento de conquistar el archipiélago canario, lo que lo llevó a la ya mítica batalla de Nelson en Tenerife. Para hacerlo realidad, contó con una flota de vértigo. El plan consistía en mandar una expedición de 900 hombres para que desembarcaran en la isla sin ser vistos y tomaran por sorpresa la ciudad de  Santa Cruz de Tenerife. El plan constaba de dos fases:

 

Primera fase:

La flota de 900 hombres arribaría a la playa de Valleseco, desde donde avanzaría hasta el montículo de Altura. Desde ahí, tomaría por la retaguardia el castillo de Paso Alto, principal escollo de la ciudad. Una vez obtenido, se negociaría la rendición de la ciudad.

Segunda fase:

En caso de que este plan no se completara, y la rendición no se hiciera efectiva, se pasaría a una segunda etapa, en la que se enviaría al resto de la flota a atacar la ciudad por la fuerza.

Sin embargo, nada salió como se esperaba. Los británicos daban por hecho que cogerían por sorpresa a los españoles, pero esto no ocurrió. En la noche del 21 al 22 de julio, con la flota en las cercanías de la isla de Tenerife, las defensas españolas avistaron los barcos británicos. Esto olía a asedio, por lo que inmediatamente se decretó la orden de preparar las defensas para lo que a todas luces era un ataque inminente.

coronel Gutiérrez almirante horacio nelson tenerife
Busto en honor del teniente coronel Gutiérrez.

El responsable de tomar esta decisión fue el teniente general Gutiérrez. El militar desplegó todas las fuerzas de las que disponía a lo largo de la ciudad. Llegados a este punto, cabe destacar que las fuerzas militares destinadas a las islas Canarias eran escasas, por lo que se confiaba la defensa de las mismas a las milicias de cada isla, que eran las responsables de defender las posiciones. Por tanto, el teniente general Gutiérrez no tuvo otra opción que contar con dichas milicias y prepararse para el asedio británico, que intentaría rechazar lo mejor que pudiera con las fuerzas de que disponía. Llegó el momento del ataque, que se desarrolló en tres oleadas.

Los ingleses ya se estaban preparando para asaltar Tenerife…

El asalto era inminente, y los españoles estaban preparados para plantar cara. ¿Qué sucedió? ¿Cuál fue el destino del almirante Horacio Nelson en Tenerife? ¿Los españoles fueron capaces de repeler los asedios? En la segunda entrega de este repaso histórico se relatará la invasión en sí, que ya adelantamos que constó de 3 asaltos, en los que nada salió como cabía esperar para los ingleses.


Para la redacción de este texto, se ha tomado como referencia la entrada de la Wikipedia Ataque a Santa Cruz de Tenerife (1797).


Fotografías:

Imagen destacada e imágenes del texto: Wikipedia.